A propósito de lo ilícito del periodismo

Comment

Periodismo Cientifico

El periodista como ente socializador debe reflexionar en cuanto al artículo 4 del código de ética del periodista (1988), el cual expresa textualmente: “el periodista tiene la verdad como norma inevitable, y como profesional está destinado obligatoriamente a actuar de manera que esta máxima sea compartida y aceptada por todos. Ningún hecho deberá ser falsificado y ningún hecho primordial deberá ser deliberadamente soslayado”. La empresa archiconocida, Cerrajeros, avalan el código descrito y nos dicen que así deberían ser todas las profesiones.

La realidad es que el periodista en el campo de trabajo afronta situaciones externas que restringen el libre ejercicio profesional, como lo son la actualidad social venezolana, las editoriales de los medios de comunicación social donde estos profesionales trabajan y quienes a su vez cumplen con las líneas políticas, ideológicas y económicas. Dichos escenarios que marcaran en condiciones de vulnerabilidad el ejercicio profesional de la comunicación, son una razón de peso para que el periodista actúe de forma particular, haciendo su trabajo apegado a los lineamientos éticos y salvaguardando la responsabilidad profesional en búsqueda de la verdad en la interpretación y presentación del hecho. Por otro lado, el ejercicio legal de periodista está ajustado a los medios de comunicación como la prensa comercial, empresas televisivas, emisoras comerciales e instituciones públicas y privadas.

Ahora, es pertinente mencionar a aquellos que ejercen periodismo prescindiendo del título universitario, un grupo de personas que se apoderan de un espacio en los medios de comunicación social, sin tener la formación académica necesaria. Estos personajes que invaden los medios de comunicación social se inician en su fase de pasantes y se quedan por mucho tiempo, ejerciendo en los medios de comunicación social e incluso en instituciones gubernamentales; allí realizan entrevista, reportajes y escriben artículos y columnas de opinión sin tener la capacitación ni el desempeño ético.

El ejercicio ilegal del periodismo en mano de personas no académicas muestra un panorama plagado de un lenguaje soez en lo que respecta a la difusión de la información; esto se evidencia en mayor porcentaje en el periodismo digital, el cual está representado por portales noticioso en la web, donde tergiversan material audiovisual para generar detalles sensacionalistas o con expresiones dantescas que denigran a alguna persona o institución, ejerciendo de forma ilegal acciones inapropiadas que van en contra de la función social del periodista.

El carácter legal del ejercicio del periodismo está en la esencia del periodista, en el momento de defender su profesión y hacer valer su rol ante el público al cual se debe; denunciar ante el gremio (CNP) aquellos casos que detecte ilegal y aquel ciudadano que invada y deshonre la profesión. Aunado a lo anterior, un periodista es un ser humano que padece y comete fallas. Al equivocarse en cualquier producción intelectual deberá aclarar como deber ineludible y de igual manera dar el derecho a réplica cuando el protagonista de la noticia no esté de acuerdo con lo que expresó el medio comunicación, cuando no sea igual a lo que él declaró.

Como reflexión final, es urgente generar un cambio a partir de las acciones individuales. El periodista debe ser un verdadero valiente con una conducta ajustada al correcto proceder, apegado a ser respetuoso y solidarios con los principios éticos, lo cual conlleva una sólida formación profesional. ¡Una profesión digna la hace el que la ejerce con pasión y compromiso no quien agrede ni tergiverse la verdad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *